Mi experiencia con la peor oferta de trabajo de mi vida

David López | 822 palabras | 5-6 min

Mi experiencia con la peor oferta de trabajo de mi vida

Esta oferta de trabajo me vino de haber mandado correos a empresas de diseño en las que me interesaba trabajar o con quien me gustaría colaborar. Tras esta estrategia de búsqueda de trabajo, una empresa contacta conmigo para ofrecerme una "propuesta" de trabajo que para mi, es la peor de mi vida.

Todo comienza con una llamada de trabajo mientras corría

Por la mañana, un día cualquiera mientras corría, recibí una llamada de un número desconocido. Como días atrás había mandado cierto número de CVs a empresas de diseño, pensé que podría ser una de ellas. Y... ¡Bingo!

La conversación comenzó con saludos y presentaciones por teléfono. Algunas preguntas sobre mi situación actual, sobre mis conocimientos, sobre qué tipo de trabajos puedo realizar y en general mostrando interés por mi perfil como diseñador. Todo correcto, entra de lo esperado.

Una primera toma de contacto positiva

En dicha llamada también hablamos de que en estos momentos podría llegarle una carga importante de trabajo en caso de que un cliente aceptase unos presupuestos. Esto significa que inmediatamente necesitaría alguien en su oficina para dar salida a dichas tareas, entre las que se encuentra: flyers, folletos, webs sencillas en WordPress.

Le sugerí reunirnos para una entrevista de trabajo y así poder hablar más en profundidad sobre las tareas del puesto de trabajo. Y en respuesta me contestó que estaríamos en contacto.

En general, me quedé muy conforme con la primera toma de contacto y quedamos en que contactaría conmigo en cuanto conociera los avances sobre ese presupuesto. Y que esperase una respuesta en una semana o incluso antes.

La segunda toma de contacto se tornó decepcionante

Hasta el momento todo pintaba bien. Volví a mirar la página web de la empresa y aunque apenas tenía trabajos realizados en su portfolio y tampoco mostraban fotos de su equipo, quise ser positivo.

La forma más cutre de contactar con un posible empleado

Por la tarde de ese mismo día, llegó el segundo contacto con el director de esta empresa, la cual al parecer es pequeña, una o dos personas lo mucho. En este caso no fue con otra llamada ni con un correo electrónico para darme cita para una entrevista o una reunión de trabajo. En esta ocasión me habló por WhatsApp... ¿En serio?

¿Y si yo hago lo mismo con el encargado de la empresa? ¿Qué opinión tendrían de mi? El caso es que acepté y le di una oportunidad para ver qué quería.

Me tanteó sobre mi rapidez en la hora de ejecutar los trabajos, y le contesté la realidad; una vez me haga con la dinámica y forma de trabajar de la empresa, trabajaré de forma rápida y eficiente.

Y llega la peor oferta de trabajo de mi vida

Entonces, el director de esta empresa me pide perdón por contactar conmigo por WhatsApp -yo no dije nada y respondí a todas sus preguntas- pero imagino que él mismo se dio cuenta que no son formas de entrevistar a un futuro empleado, al menos no es lo adecuado.

Y llega el momento en que, sin yo esperarlo ni preguntarlo, me confiesa las condiciones de la oferta de trabajo: sueldo de 400 euros para 5 horas de lunes a viernes. Me comenta rápidamente que lleva un año abierto y que necesita un equipo: entregado, rápido, capacitado, con mucha ilusión y con ganas de progresar...

Hice un cálculo rápido y comprobé que ofrecía el salario minimo interprofesional: 640 euros. Siguiendo en mi línea, le comenté que sería genial si conseguimos tiempo para hacer una entrevista de trabajo y hablar más sobre las condiciones. Me respondió que lo siente que no tiene tiempo... Dije que me parecía un sueldo bajo (por no decir un robo para lo que exige) y que estaría dispuesto a hacer un primer mes de prueba.

Se despidió de mi educadamente diendo: ya nos veremos... Rápidamente comprendí que no tenía intención de negociar las condiciones y que al mencionarle que es un sueldo bajo, buscará alguien que no se queje por las condiciones y trague. En fin...

Lo más triste es que se cree que es una gran oportunidad

Antes de despedirnos pregunté si el mes de prueba se cobraba y si era con contrato. Y él, muy digno, dijo tal cual: Odio a los empresarios que no pagan los meses de prueba, no son formas para un empleado... Ahí lo dejo y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Conclusiones sobre la experiencia

Por supuesto, jamás he sabido más de esta persona. Nunca me ha llamado para decirme al menos que ha encontrado a otra persona y que quizás en un futuro podamos colaborar. Pasaron dos semanas y decidí que no volvería a dar pie a una "entrevista" a través de WhatsApp.

Sinceramente, me entristece este trato. Es decir, si le daba el perfil, si era lo que buscaba, si ha visto que llevo tantos años trabajando en el sector del diseño; no es respetuoso hacer estas ofertas. Sin lugar a dudas, no, estas no son las maneras.

¿Qué opinas tú? ¿te ha ocurrido alguna vez esto?

Artículos relacionados

Si te gustó el post "Mi experiencia con la peor oferta de trabajo de mi vida", a continuación te ofrezco más posts relacionados que podrían interesarte. No dudes en entrar y disfrutar de su contenido. ¡Son gratis!

Más artículos del blog

Comentarios del post

Pinayu no tiene para leer, está triste, ¿le animamos?
Aporta con tu valiosa opinión

* Nombre

* Comentario

* Introduce el código Anti Spam

Le informo que uso cookies: INFO | ACEPTAR