El mailing: mi mejor método para encontrar trabajo y colaboraciones

David López | 1237 palabras | 8-9 min

El mailing: mi mejor método para encontrar trabajo y colaboraciones

Hoy quiero desvelar mi mejor método para encontrar trabajo y posibles colaboraciones. Tras probar todo tipo de formas, he dado con una que me funciona bastante bien: el mailing a empresas de mi mismo sector.

Mailing a empresas de tu sector con el objetivo de crear nuevas oportunidades laborales

He probado a entregar currículums en persona a las empresas donde quería trabajar. Me he apuntado a ofertas de trabajo en plataformas como Infojobs, Linkedin, y otras. Sin embargo, hay un método que me ha resultado más fructífero que todos esos: El mailing.

Tengo tres tipos de mailing diferentes por lo que voy a tratar el tema en tres partes, siempre desde mi punto de vista como diseñador gráfico y desarrollador web a medida. Si tu profesión es otra, entonces tendrás que reflexionar sobre como adaptarlo a tu sector.

¿Cómo captar empresas y clientes potenciales?

Solo necesitas el buscador de Google y escribir lo siguiente (en mi caso): diseño gráfico Málaga o diseño web Málaga o Agencia de publicidad Málaga, etc... Visito cada una de las webs de las primeras 10 o 20 páginas de resultados y estudio cada una de las webs. En caso de parecerme interesante tomo dos datos: nombre de la empresa y email.

¿Cómo encontrar el nombre del director/a de la empresa?

Esta acción es la que puede llevar más tiempo de completar aunque merece la pena. Añadir el nombre del director/a o encargado/a en el email mostrará tu preocupación por saber con quién hablas. Pero, ¿cómo lo hago? Si hay suerte encontrarás una sección en la web llamada: nosotros, quién somos o equipo. Si no hay fortuna, accede a Linkedin y buscando la empresa en cuestión, comprueba en la lista de empleados quién es el fundador, director, socio, etc.

¿Cómo se toman las empresas este tipo de emails?

Mi experiencia con este tipo de emails ha sido muy positiva. Yo siempre incluyo en la parte de abajo un enlace para darse de baja, y ninguna empresa lo pulsó. Un tiempo atrás probé otro tipo de mailing y me encontré con muy poca actividad con algunas empresas dándose de baja. Creo que las empresas están concienciadas de estas acciones, les es normal recibir currículums, y lo encuentran útil. Así que sin complejos, anímate y manda emails a la empresas donde te interesaría trabajar.

Tomar la iniciativa gusta

Esta acción le dice a la empresa de que eres una persona con iniciativa y recursos. Algo bueno. También dice cosas buenas de ti de cara a la empresa si expresas real interés en trabajar con y para ellos. Ninguna empresa se va a enfadar por recibir un email así. Es más, cabe la posibilidad de que en esa misma semana estuviesen planeando encontrar a alguien de tu perfil, y ¡voilà! Les llega tu email y contactan contigo. Esto no es fantasía, me ha ocurrido en varias ocasiones. ¡Funciona!

1/3 - Mailing a las empresas donde te encantaría trabajar

Sin lugar a dudas este será el mejor tipo de mailing debido a que llegar a conseguir una entrevista de trabajo con dicha empresa será la mayor recompensa a este método de búsqueda de empleo, clientes o colaboraciones.

Tengo la suerte de ser diseñador web a medida con los conocimientos para diseñar mi web completamente a mi gusto y programar un envío de mailing tal como yo considere más adecuado.

La mejor opción para mailings y newsletters

Si no eres programador o no deseas complicarte con una semana entera construyendo un sencillo panel privado para el envío de mailing, es más que recomendable usar la aplicación web Mailchimp.

¿Qué debe de incluir este email?

Creo que es interesante tomar este email como una primera toma de contacto, es decir, como si de una carta de presentación se tratase. Por lo tanto, debe tener una correcta entrada con un saludo cordial, y unos cuántos párrafos que hablen de por qué te has fijado ellos, cómo podrías ayudar a la empresa, tus habilidades, y siendo fundamental el finalizar con una llamada a la acción para concertar una entrevista. No olvides incluir al final enlaces a tu currículum (o el mismo en un PDF), a tu web, a tu Linkedin si lo deseas. Facilita también tu correo electrónico y teléfono de contacto.

Yo personalmente incluyo una foto mía al comienzo y algunos detalles gráficos vistosos. Sin embargo, dependiendo de tu profesión resulta irrelevante el ornamentar tu email.

2/3 - Mailing a empresas medias

Existen empresas en las que no me importaría trabajar ya que ejercen mi misma profesión, pero de una forma más modesta. ¿Cómo expresarlo correctamente? Son empresas que no son malas o no ofrecen un servicio de dudosa calidad -de esas empresas paso- pero sí son empresas que están en una liga media. Ofrecen un buen servicio, sin más pretensiones.

No está bien visto mentir, me explico, ellos ya saben que no son empresas TOP en su nicho o sector, por lo que no considero sensato incluir en tu email que tienen unos productos de gran calidad y que es tu sueño trabajar con ellos. Eso es mentir. Si notan que exageras podrían tomarte por alguien desesperado/a, loco/a o que envías el mismo email a cualquier compañía.

Mi solución es ser formal, concederle el crédito que se han ganado, y mostrar interés por su empresa para tener una entrevista de trabajo.

3/3 - Empresas para colaborar o para ofrecerles tus servicios como freelance

En mi caso, no debería tener opciones para trabajar en una empresa de tecnología al uso. No obstante, si puedo crear una relación entre mi sector y el suyo. Ofrecer mis servicios como diseñador gráfico sería aceptable.

Yo quizás lo tenga más sencillo debido a que la mayoría de compañías necesitan trabajar en la imagen corporativa de su empresa, mejorar su presencia en Internet o incluso mandar ocasionalmente a la imprenta tarjetas, folletos, catálogos y otros soportes publicitarios que alguien, yo, debería diseñar.

¿Qué escribiría en este tipo de mailing?

Para captar su atención trato de usar la técnica empleada en los otros dos mailings. Muestro interés por trabajar en su empresa. Sin embargo, continúo mi entendimiento acerca de lo complicado que les debe resultar incluir a un nuevo miembro en su plantilla... bla bla bla.... Tras empatizar con su situación, intento persuadirlos ofreciendo mis servicios.

Consejo sobre la frecuencia de envío de un mailing

En mi opinión tocamos un tema delicado. ¿Es spam? Yo trato de ser prudente. Creo que una frecuencia de envío de entre tres a seis meses para las empresas que nunca te han respondido o entrado a mirar tu CV o Web, es correcto. Menos de tres meses no lo veo apropiado.

En caso de que una compañía me haya respondido con un "no buscamos a nadie en ese momento, pero guardamos tu currículum" les concedo un descanso de entre seis meses y un año antes de volver a contactar con ellos.

Consejos para facilitarles el trabajo con una buena experiencia de usuario

Recuerda que contactas con una empresa, así que no les hagas perder el tiempo. Si incluyes un enlace a tu CV o lo incluyes en el email, cuida que el CV esté correcto, que sea fácil localizar los datos que le interesa conocer a una empresa (esto daría para otro post).

En el caso de que te contesten, responde a todo lo que requieran de forma rápida, que en una sola mañana se hagan una idea concreta de tu perfil y de los trabajos que puedes desempeñar. Y si el CV tiene que ser perfecto, tres cuarto de lo mismo si pones un link a tu web o a tu perfíl de Linkedin.

Artículos relacionados

Si te gustó el post "El mailing: mi mejor método para encontrar trabajo y colaboraciones", a continuación te ofrezco más posts relacionados que podrían interesarte. No dudes en entrar y disfrutar de su contenido. ¡Son gratis!

Más artículos del blog

Comentarios del post

Pinayu no tiene para leer, está triste, ¿le animamos?
Aporta con tu valiosa opinión

* Nombre

* Comentario

* Introduce el código Anti Spam

Le informo que uso cookies: INFO | ACEPTAR